¿Cómo elegir el primer modelo?

A la hora de comenzar la práctica del modelismo, la primera pregunta que se le presenta al aficionado es: ¿cómo comenzar? Quienes tengan alguna experiencia en manualidades puedan quizás aventurarse a construir un modelo desde el inicio, creando cada pieza, pero para el común de los entusiastas es primordial elegir un kit adecuado de entre los que se venden en el mercado. Algunos consejos a tener en cuenta son:

  • La temática: es muy importante que el modelo responda a un interés particular. Si el modelista no está entusiasmado con el kit es muy difícil que logre buenos resultados.
  • Optar por pequeñas escalas: si bien los modelos de gran tamaño son visualmente atractivos, cuentan con una enorme cantidad de piezas y detalles que pueden dificultar enormemente su construcción.
  • No elegir modelos con esquemas de pintura complicados: el acabado es uno de los aspectos más laboriosos del modelismo, y arruinar un modelo como consecuencia de un mal trabajo de pintado echa por tierra muchas horas de armado y ensamblado.
  • Comenzar con kits económicos: invertir una importante suma de dinero cuando todavía no se tiene la suficiente experiencia para garantizar un buen resultado puede derivar en frustraciones.

Figuras en miniatura: otra rama popular del modelismo

No todo en el mundo del modelismo tiene que ver con grandes maquetas y modelos a escala espectaculares. También existe un lugar para pequeños diseños, que no necesariamente implican una menor complejidad. Las figuras en miniatura suelen ser pequeñas representaciones de figuras humanas, pero también abarcan otro tipo de diseños, basados en la realidad o la ficción.

El proceso de su creación es complejo y cuenta con numerosas etapas:

  • El modelado es el paso inicial y consiste en moldear el material a utilizar, generalmente masillas o arcilla, de acuerdo a la forma a imitar.
  • Una vez finalizado este proceso, y alcanzada la escala adecuada, puede procederse a esculpir los detalles de la figura, para lo que habitualmente se utilizan imágenes o dibujos como referencia.
  • La última etapa es la del pintado, la instancia crucial en la que pueden echarse a perder horas de trabajo sobre el material y la que define la apariencia final de la figura. Es necesario llevarla adelante con cuidado y con plena atención a los detalles.

Dada la complejidad del proceso, la creación de figuras a escala suele estar reservada a artistas de profesión, con un gran manejo de las técnicas involucradas.

¿Vale la pena los kits plásticos de modelismo?

La respuesta a esta pregunta depende en gran medida de cuáles sean las pretensiones e intereses de la persona que desee adquirirlos. Como en la mayoría de los productos, los kits de modelismo existen en diferente calidad y precio, por lo que se adaptan a una amplia gama de clientes y posibilidades económicas. Por supuesto, los modelos más detallados y más fieles al objeto que representan suelen ser más costosos, y esto también se refleja a medida que se incrementa la escala de la representación.

Estos modelos prefabricados suelen presentarse también en diferentes niveles de dificultad, lo que modifica sensiblemente el número de piezas, la cantidad de componentes y accesorios incluidos, y permite además, en el caso de los kits más sencillos, dirigirlos a los niños, para su armado bajo la supervisión de un adulto responsable. Teniendo en cuenta asimismo que la construcción de maquetas requiere de mucha pericia y tiempo, iniciarse con modelos más sencillos puede ser una buena forma de adquirir experiencia y manejo de las piezas para la práctica del modelismo.

Para quienes deseen un control absoluto del diseño y supervisar concretamente la construcción de cada uno de los elementos, los kits plásticos no serán una opción a considerar. Sin embargo, los costos involucrados en realizar este tipo de proyectos desde cero es significativamente más elevado. Lo importante es no perder de vista que hay lugar en el modelismo para todas las edades y habilidades, y esto es lo que convierte a este hobby en un mundo fascinante de posibilidades por descubrir.

Consejos para armar correctamente un kit de modelo a escala

Una vez tomada la decisión acerca de qué modelo construir, ya sea un automóvil, un barco o un avión, entre otras opciones, es necesario poner manos a la obra y lograr el resultado final de la manera más fiel a la realidad como sea posible. Pese a que los kits de construcción cuentan con instrucciones detalladas y todos los elementos necesarios para construir la maqueta, lidiar adecuadamente con cada una de las piezas puede resultar problemático en los primeros intentos. Aquí se presentan algunos consejos para facilitar su armado.

  • Cortar las piezas, no separarlas a mano: es la forma más segura de evitar quiebres y roturas de los distintos fragmentos necesarios para armar el modelo. Dedicar tiempo y trabajo a este proceso puede evitar dolores de cabeza y pérdidas de dinero para reemplazar componentes rotos.
  • Pintar las piezas antes de separarlas: de esta manera, se facilita el proceso de pintado y se evitan problemas e imperfecciones.
  • Comprar un adhesivo de calidad: el tipo de adhesivo es una decisión fundamental para garantizar la estabilidad del modelo y evitar la formación de residuos que afectan el resultado estético.
  • Limpiar las piezas antes de pintarlas: de esta forma se asegura un resultado parejo.

El modelismo y las nuevas tecnologías

 

La evolución de la tecnología alcanza todos los aspectos de la vida. El surgimiento de internet y las redes sociales ha transformado la manera en que se realizan las actividades cotidianas y también aquellas que no lo son tanto. Además, la masificación de los teléfonos inteligentes ha contribuido a facilitar el acceso a estos recursos en todo momento y lugar.

Los hobbies en general no son una excepción a este fenómeno y se han adaptado para aprovechar al máximo el uso de la tecnología, sin desnaturalizar las costumbres que los definen. En particular, el modelismo ha incorporado también alguno de estos aspectos relacionados a la interacción en línea.

Las redes sociales y los foros de discusión son el medio ideal para que aficionados de la construcción de modelos a escala puedan compartir sus inquietudes, recibir y dar consejos, o incluso publicar y promocionar sus creaciones. Si bien las comunidades locales de modelismo son frecuentes, internet permite intercambiar con entusiastas de todas partes del mundo por lo que no contar con alguna cerca de casa no es un impedimento para iniciarse en este pasatiempo.

Los distintos sitios de comercio en línea que ocupan los primeros lugares de ventas alrededor del globo, incluyen entre sus productos toda clase de kits y accesorios necesarios para trabajar en maquetas, y la variedad que presentan es habitualmente muy superior a la que se puede conseguir en las tiendas tradicionales del ramo. Asimismo, distintos modelistas pueden poner a la venta sus creaciones y lograr así valorizar su hobby, al tiempo que las personas interesadas en adquirir modelos a escala y evitar el arduo proceso de montaje pueden satisfacer esta necesidad.

Las nuevas tecnologías permiten también transportarse a otras latitudes y formar parte de eventos que en otras circunstancias habrían sido inalcanzables. Muchas exposiciones de modelismo, en particular las de ferromodelismo, han integrado recorridos virtuales que dan acceso a todos los interesados a explorar las maquetas en exhibición como si se tratara de verdaderos asistentes al evento. El aeromodelismo y los coches a control remoto, en cambio, suelen estar vinculados a competencias nacionales e internacionales por la mayor libertad de movimiento de sus modelos, y estas competiciones suelen transmitirse en directo por algunos de los canales de difusión masivos de vídeo en línea, como YouTube.

El modelado 3D y los sistemas de realidad virtual facilitan a los entusiastas del género el diseño y la planificación de sus maquetas. La posibilidad de imprimir piezas creadas por ordenador con impresoras 3D promete también revolucionar el mundo del modelismo, otorgando una mayor libertad creativa a cada uno de los hobbistas.

En síntesis, puede decirse que la tecnología ha realizado aportes importantes para modificar el universo de los pasatiempos, y en especial del modelismo, pero estos no han alterado la esencia de la actividad.

Modelismo, simuladores y realidad virtual

Los avances en el campo de la tecnología, los videojuegos y la simulación, ha abierto un mundo de posibilidades para los aficionados del modelismo y otros hobbies. Esto se debe a que con la aparición de entornos gráficos más realistas y una mayor posibilidad de interactuar con ellos mediante las computadoras, las consolas de videojuegos o incluso los cascos de realidad virtual, sentirse parte de estas simulaciones es más posible que nunca.

En lo que refiere a juegos de computadora, los simuladores de vuelo, de ferrocarriles y de otras actividades han siempre permitido a los fanáticos del modelismo poder interactuar en tiempo real con estas máquinas tan complejas, de una manera diferente a la que permiten las maquetas pero sin pérdida de la atención al detalle. Estas experiencias se han profundizado cada vez más con el paso del tiempo, incorporando una mayor calidad gráfica y contenido, de forma tal de ampliar el acceso de los jugadores a cada vez más elementos de su interés.

En la actualidad, la nueva innovación tecnológica que facilita aún más iniciarse en el hobby del modelismo es la realidad virtual. Con sólo ponerse unas gafas, los hobbistas pueden tomar contacto con una amplísima variedad de modelos a escala, e incluso es posible transportarse a las más grandes exposiciones de maquetas y modelismo sin siquiera moverse del hogar. Por ejemplo, en una de las mayores muestras de ferromodelismo, con sede en Alemania, el gigante tecnológico Google habilitó el recorrido de una gran parte de los modelos presentados a través de su sistema de imágenes Google Street View, tal como si se tratara de personajes inmersos en la vida de las maquetas.

Teniendo en cuenta que los hobbies pueden ser actividades muy costosas, en particular para quienes están interesados en objetos raros y de colección, estas nuevas oportunidades tecnológicas pueden favorecer el acceso a nuevas personas al mundo del modelismo y las manualidades sin tener que invertir grandes sumas de dinero. Con sólo ponerse las gafas es posible conectarse a otro mundo en el que todo se encuentra al alcance de la mano, para interactuar, construir y dejar volar la imaginación.

¿Puede ser esta una alternativa atractiva para todos? Sin dudas, es algo que generará controversia y es probable que los puristas renieguen de una colección virtual. No obstante, la evolución de la sociedad tiende a seguir más lentamente los avances tecnológicos, por lo que posiblemente la adopción masiva del concepto demore unos años.